Seguidores

lunes, 3 de mayo de 2010

Dijo Jesús: "Al arrancar la cizaña, corren
el peligro de arrancar también el trigo.
Dejen que crezcan juntos hasta
la cosecha" (Mt 15, 29-30)


 
ESPERAR...

Esperar... es cosa de amigos,
tolerar es cosa de Dios.
Luchar es cosa de uno,
pero confiar es cosa de dos...

Llorar... no es cosa de niños,
porque el llanto es conmoción.
Tolerar, sí es cosa de "grandes",
porque es apostar por lo mejor...

Esperar... no es acobardar,
es, simplemente, sembrar.
Y poder aceptar que,
junto a la cizaña, es posible "alumbrar"...

Esperar... es abrirse al cambio,
de las cosas que pueden variar;
sin embargo, no es el engaño
del que todo pretende juzgar...

Esperar... es cosa de niños,
porque es confiar "al por mayor".
Es como hacerse un nido
en la Palma de tu Dios...

Esperar... no es no intentar
y sí una forma de vencer, al "perder"...
Y de fructificar...
¡Porque, junto a la cizaña,
hay que saber germinar!

Presbítero José Luis Carvajal

19 comentarios:

  1. Entrañable lo que nos ha compartido.
    Alguien dijo «En cada uno de nosotros llevamos dentro: un niño,un poeta y un monje», creo que usted lo tiene todo.
    con ternura
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  3. Muy bonito poema. Gracias Padre.

    ResponderEliminar
  4. Es realmente hermoso !!! esperar, siempre esperar...

    ResponderEliminar
  5. Hermoso poema que más tierno que un recien,
    nacido, la confianza es cosa de dos, sin
    confianza no hay amor,una imagen bellicima,
    me encanto, es divina gracias por compartir
    tan bella reflexión.

    ResponderEliminar
  6. Hermoso inicio de semana. Preciosa reflexion.

    ResponderEliminar
  7. Hermoso lo que hoy compartes con nosotros.
    Me llevo la imagen del comienzo, por supuesto con el enlace al lugar de donde la he tomado.
    Gracias por tan amena lectura.

    ResponderEliminar
  8. Bonito blog, gracias por tu comentario

    ResponderEliminar
  9. Yo siempre estoy a la espera, creo que como todas las madres...
    Muy bonitos y bien dichos tus versos de hoy.

    Un beso

    ResponderEliminar
  10. José Luis;

    El respeto tambien es índice de sana tolerancia, ¿pero quién se atreve a ejercerla cabalmente, sin olvidar que se debe empezar por respetarse a sí mismo primero?

    La mente humana es tan compleja que, desgraciadamente no siempre el ser humano está dispuesto a introyectarse, a seguir el camino de la meditación, que le señala la luz de su propia intuición, y mucho menos quiere (en estos tiempos),tomarse la molestia de conocer las bondades generosas que nos regala la vía directa, que es el contacto con Dios a través de la oración, la eucaristía, la fe, el enseñar a otros el sentido y significado de la palabra de Cristo, pero con hechos, ay de aquellos que sí se atreven, porque irremediablemente de ellos será el reino de los cielos.

    Bendiciones supremas varón, excelentísima tu labor que admiro, valoro y quiero conservar por siempre en mi corazón.

    Paz Inverencial,

    Doral.
    http://psicuasgrupo31semies.blogspot.com
    http://auroradelaluzinmortal.blogspot.com

    mosa forma de invitarnos a la más profunda de todas las reflexiones.

    ResponderEliminar
  11. Gracias Padre, por esta Esperanza, que nos trasmite con su bella Poesía.

    Que Dios le bendiga, Montserrat

    ResponderEliminar
  12. Hola José María! Me emocionó tu post y me quedo con esta bella imagen... "hacerse un nido
    en la Palma de tu Dios"... qué más puedo agregar a esta frase grandiosa... gracias mil por compartir esta reflexión que vino a mi vida en el momento justo.... Cariños y Abracitos!!

    ResponderEliminar
  13. Un poema lleno de ternura. Un gusto leerlo. Saludos, cuidate.

    ResponderEliminar
  14. "Esperar es cosa de amigos...tolerar es cosa de Dios".
    Como bien sabés a veces "desespero" por la respuesta que no llega, pero me estás mostrando claramente al leer tu post que Él, por motivos que sólo Él sabe, está tolerando. Quizás las cosas cambien...
    Gracias, José Luis. Vos también siempre me hacés pensar. Te quiero mucho, un abrazo grande y espero poder verte pronto en la Parroquia!

    ResponderEliminar
  15. Hola Padre Carvajal !

    Preciosa Poesia, me ha dado fuerzas y esperanza, gracias por compartirla :-)

    Esperar... es cosa de niños,
    porque es confiar "al por mayor".
    Es como hacerse un nido
    en la Palma de tu Dios...

    Dios le bendiga !

    ResponderEliminar
  16. Que belleza!!! Gracias por compartir....
    Que Dios lo bendiga,Padre.

    ResponderEliminar
  17. ¡¡Hermosa poesía!! Yo también le voy a "robar la foto" (citando la fuente, por supuesto) para publicarla en Facebook.
    En estos momentos en que se respeta tan poco la vida, debemos trabajar aún más en estas verdades.
    Un abrazo, :)

    ResponderEliminar
  18. Todo este poema tiene gran belleza en sus imágnes y palabras. Me gusta ese "esperar... es cosa de niños" Creo que lo define totalmente. Los niños se entregan sin juicio a nada, y perdonan las demoras.

    Te dejo otro abrazo,
    Ana María

    ResponderEliminar
  19. Este poema, Padre José Luis, dibuja su alma de niño, un alma soñadora.
    Esperar es sembrar, ciertamente. Tenemos que esperar construyendo, no con los brazos cruzados. Esperar sembrando lo que luego cosecharemos.
    Este poema nos invita a no detenernos en el camino y a ser optimistas.
    Gracias Padre José Luis.

    ResponderEliminar

Te agradezco tu comentario respetuoso...